domingo, 21 de abril de 2013

ENTRE TONOS DE GRIS



                                                  ENTRE TONOS DE GRIS     (Ruta Sepetys)

Sinopsis

Junio de 1941, Kaunas, Lituania. Lina tiene quince años y está preparando su ingreso en una escuela de arte. Tiene por delante todo lo que el verano le puede ofrecer a una chica de su edad. Pero de repente una noche, su plácida vida y la de su familia se hace añicos cuando la policía secreta soviética irrumpe en su casa llevándosela en camisón junto con su madre y su hermano. Su padre, un profesor universitario, desaparece a partir de ese día.A través de una voz narrativa sobria y poderosa, Lina relata el largo y arduo viaje que emprenden, junto a otros deportados lituanos, hasta los campos de trabajo de Siberia. Su única vía de escape es un cuaderno de dibujo donde plasma su experiencia, con la determinación de hacer llegar a su padre mensajes para que sepa que siguen vivos. También su amor por Andrius, un chico al que apenas conoce pero a quien, como muy pronto se dará cuenta, no quiere perder, le infunde esperanzas para seguir adelante. Este es tan solo el inicio de un largo viaje que Lina y su familia tendrán que superar valiéndose de su increíble fuerza y voluntad por mantener su dignidad. ¿Pero es suficiente la esperanza para mantenerlos vivos?

                                              OPINIÓN PERSONAL

Entre tonos de gris se trata de la primera novela de Ruta Sepetys y cabe decir que ha hecho un trabajo magnífico. La autora, hija de un lituano deportado, quiso compartir y sacar a la luz, lo que lituanos, letonios y estonios padecieron durante la invasión soviética liderada por Josef Stalin durante la segunda guerra mundial.

Aunque los personajes de esta historia pertenecen a la ficción, excepto el doctor Samodurov (gracias a él muchos sobrevivieron), la autora plasma las experiencias reales de personas que en aquellos años fueron deportadas. Para ello, la autora realizó un dura y larga labor de documentación, de entrevistas con supervivientes de las deportaciones o familiares, psicólogos, historiadores e incluso funcionarios del Estado.

Se trata de una novela desgarradora, conmovedora y dura, muy dura, que te absorbe completamente, no sólo por el horror, la incertidumbre o la impotencia que sienten en todo momento los protagonistas (que están muy bien trabajados) ante los acontecimientos que se van deviniendo, sino también por aquellos momentos cálidos donde el amor, la empatía, la solidaridad y el compañerismo consiguen ir aliviando el peso que te produce la carga de los duros acontecimientos.

La autora, además, consigue que dejar de seguir leyendo nos sea del todo imposible pues ha sido capaz de construir un ritmo muy ágil, un estilo y un lenguaje muy correcto, sin pomposidades ni filigranas y dotado de un detallismo increíble; con capítulos bastante cortos en los que siempre ocurren nuevos acontecimientos capaces de darle un vuelvo al corazón, o rompértelo, helarte la sangre o hervírtela, y como no, ponerte la piel de gallina.

Por último decir que es una historia donde prima la supervivencia y la esperanza, se trata de morir o sobrevivir. La protagonista deja muy claro que ella desea vivir, lo que significa sobrevivir, pues las condiciones en las que se encuentra no se lo dejan nada fácil. ¿Lo conseguirá?

En conclusión, es una novela recomendadísima que se convierte prácticamente en una lectura imprescindible y obligatoria, incluso para aquellos que ya de entrada este tema no les resulte nada atractivo porque estoy segura que si decidís darle una oportunidad no os arrepentiréis ni un poquito.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los blogs se alimentan de tus comentarios pero realízalos siempre desde el respeto, gracias!